Tras el colapso del puente ferroviario sobre el río Toltén, en la comuna de Pitrufquén, que ocasionó la caída de siete vagones de un tren de carga perteneciente a la empresa Fepasa que transportaba cloro, petróleo y soda cáustica, la autoridad sanitaria de la Región de La Araucanía descartó una eventual contaminación de las aguas. 

Luego de reunirse este domingo en el comité de emergencia en la comuna, las autoridades detallaron que se han realizado los estudios de agua, los que no arrojaron alteraciones; sin embargo, recomendaron hervirla antes de su consumo. 

La seremi de Salud, Gloria Cuevas, remarcó que "todos los parámetros que hemos estado analizando están completamente normales, entonces, es una tremenda tranquilidad para todas las personas que se abastecen del agua potable rural que está cercana del río. Hemos hecho un análisis exhaustivo y no hay absolutamente nada". 

En tanto, el intendente Andrés Jouannet explicó que "respecto del retiro de los trenes en superficie hemos sido más rápidos de lo que pensábamos. Pensamos terminar el día martes sacando todo lo que son los trenes que estaban en el sector del puente, en la superficie, y al día domingo ya tenemos esa tarea concluida". 

La Brigada de Investigaciones Policiales (BIPE) de la PDI sigue con las indagatorias de las causas que originaron el accidente.

PUB/VJ