A través de un correo electrónico de seis puntos, la vicerrectora de pregrado y el vicerrector de investigación y de desarrollo de la Universidad Diego Portales, hicieron llegar información a los estudiantes de la casa de estudios sobre la continuidad del semestre académico, el que en primera instancia debiera cerrar el lunes 18 de julio, situación que no será posible por las tomas originadas en diferentes facultades.

De acuerdo a una decisión que acordó el Consejo Académico el pasado viernes 17 de junio, se abrió la posibilidad para aplazar la fecha de fin de semestre para el viernes 29 de julio, con las condiciones de deponer la toma antes del próximo martes 28 de junio y se puedan reanudar las clases.

“La condición para que lo anterior ocurra, es que las tomas se depongan antes del 28 de junio y que a partir de esa fecha se reanuden las clases presenciales. En ese caso, se contaría con dos semanas para recuperar clases y tomar de manera presencial los exámenes finales”, señala el escrito de las autoridades.

Además, agregan que las evaluaciones ya programadas para esta semana no se podrán modificar, y quiénes no entreguen los trabajos o evaluaciones serán calificados con nota 1.0.

Por parte de la Federación de Estudiantes de la Universidad Diego Portales (Fedep) emitieron un comunicado para expresar su rechazo a la decisión planteada e hicieron un llamado público al rector de la UDP, Carlos Peña, para deponer estas “medidas desesperadas de amedrentamiento”

“Hacemos un llamado público a nuestro Rector a deponer las medidas desesperadas de amedrentamiento que ha adoptado, y lo convocamos a hacerse parte en los hechos, de la construcción de una universidad distinta, sin precarización laboral, y con una democracia real, en donde todas y todos quienes participamos de ella seamos capaces de discutir en torno a la UDP que queremos”, expresaron desde la Fedep.