El intendente Metropolitano, Claudio Orrego, acompañado del alcalde de Quilicura, Juan Carrasco, y el Director del Serviu, Alberto Pizarro, realizó esta mañana una visita inspectiva a las obras del Eje Lo Marcoleta, construcción que permitirá disminuir la congestión vehicular que se  produce en la entrada y salida de la comuna y que al día de hoy presenta un 96 por ciento de avance.

Orrego resaltó la importancia de la obra, que tiene un costo de 7 mil 500 millones de pesos y se espera sea entregado a fines de julio, con un paso bajo nivel de alto estándar, colector de aguas lluvia, buena iluminación y semaforización (seguridad), áreas verdes, ciclovías y diseño de espacio.

“Con esta obra, y ya implementados totalmente los cambios en la dirección de la caletera 5 Norte, la gente de Quilicura va a ahorrarse entre un 20 y un 40% de tiempo en su traslado en vehículo. Esos son tiempos para la familia, para disfrutar de los seres queridos, es decir, para mejorar la calidad de vida”, señaló.

Agregó que “una ciudad humana tiene que ser una ciudad bien conectada. Esta obra acerca a Quilicura al resto de Santiago y hace justicia urbana en un sector de la ciudad que estaba bastante alejado y en algunos casos bastante abandonado”.

La obra, de casi 1 kilómetro de extensión, entrega a Quilicura una nueva conexión a Ruta 5 Norte, beneficiando directamente a más del 50% de sus habitantes (unas 100 mil personas), e indirectamente a toda la comuna (220 mil) al contar con una nueva vía de acceso y salida.

PUB/CM