La Presidenta Michelle Bachelet anunció tres puntos esenciales para realizar cambios al actual sistema de pensiones y aumentar las jubilaciones de los trabajadores, además de confirmar la creación de una AFP estatal e incentivar un acuerdo nacional para lograr las modificaciones. 

"Este es el momento de dejar de lado las diferencias políticas", dijo la Mandataria a través de una cadena nacional. Agregó que iniciara una ronda de conversaciones con empresarios, trabajadores, académicos e incluso con los políticos de la oposición para lograr un amplio acuerdo frente al tema. 

La Presidenta no anunció fechas ni plazos para sus propuestas, solo anunció que tendrían un efecto desde un corto hasta un largo plazo, sin embargo durante su discurso mencinó que "no hay espacio para soluciones fáciles, y las promesas sin fundamentos al final nos perjudicarán a todos". 

La primera medida propuesta apunta a fortalecer el carácter solidario del sistema. "Nuestro sistema debe ser verdaderamente mixto y tripartito", dijo Bachelet. Este sistema debe incoporar a los trabajadores, empeladores y el Estado. "Para ello, con cargo exclusivo al empleador, aumentaremos gradualmente en cinco puntos porcentuales la tasa de cotización en un plazo máximo de 10 años. El Estado hará su parte, porque el es principal empleador del país", indicó. 

La segunda idea es mantener y fortalecer el actual pilar solidario de invalidez y vejez, que "permite asegurar una pensión mínima a quienes no han trabajado o carecen de cotizaciones".

El tercer punto corresponde a aumentar la regulación en el mercado de las AFPs. "El sistema que administra estas cuentas individuales requiere de importantes cambios regulatorios para asegurar su equidad, trasparencia y suficiencia", dijo la Jefa de Estado. 

"Las pérdidas en los fondos de los trabajadores, no pueden ser un negocio para nadie", señaló. Por lo que cuando haya rentabilidades negativas en los fondos, las AFPs deberán devolver a los trabajadores las comisiones cobradas durante ese periodo. 

Del mismo modo, Bachelet propuso "incorporar representantes elegidos por los cotizantes en la administración de los fondos, de manera que puedan participar en las definiciones claves, como las políticas de inversión, la elección de los directores, de las compañias en las que se invierten los recursos o las campañas de información". 

Frente a la "comisiones ocultas", durante la cadena nacional se señaló que también habrían modificaciones de éstas y de las "comisiones intermediarias, que quitan recursos a las cuentas de los afiliados sin justificación real". 

Además, confirmó la creación de una AFP estatal: "Continuaremos adelante con una Administradora de Fondo Estatal que introduzca más competencia, que sea una alternativa para quienes lo quieran". 

Otra medida será aplicar una sola tabla de mortalidad y promover la afiliación de independientes al sistema de pensiones. 

"No estamos haciendo una propuesta más, queremos un sistema bueno y sostenible desde ahora y para la próximas generaciones", manifestó la Presidenta.