Una fuerte señal entregó la Presidenta Michelle Bachelet contra el femicidio. En el marco del Día Contra la Violencia hacia las Mujeres, la Jefa de Estado firmó un proyecto de ley que amplía el mencionado delito a convivientes y noviazgos. 

En una actividad conmemorativa por la muerte de las tres hermanas Mirabal que dio origen a la festividad, la Mandataria explicó que la iniciativa permite "hacer los cambios que consideramos necesarios para seguir y castigar de manera más contundente la violencia, además de incluir como delitos situaciones de violencia que hasta ahora no tenían castigo, como el femicidio entre convivientes civiles y entre pololos". 

En el acto realizado en la comuna de Independencia, también estuvieron presentes la ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Claudia Pascual, y la subsecretaria de la cartera, Bernarda Pérez. 

En este sentido, la Jefa de Estado destacó la importancia de denunciar estos hechos para detener la violencia contra el mal llamado “sexo débil”, que en lo que va del año han cobrado la vida de 34 mujeres.

"La violencia se debe denunciar y todos estamos llamados a actuar (…).Debemos terminar con los hombres maltratadores, que tanto dolor les causan a las mujeres (...). No queremos que sea natural tratar a las mujeres como ciudadanos de segunda categoría", dijo la Mandataria. 

En esa línea, la Presidenta agregó que no queremos "no más chistes machistas ni encastillamiento de las mujeres". 

Bachelet destacó que al término del gobierno duplicarán las casas de acogida -de 23 a 48- e impulsarán medidas para que las mujeres puedan trabajar y no tengan que depender de los hombres. 

"Es importante dotar a las mujeres de todos instrumentos para que puedan tomar las decisiones que consideren justas, y eso a la vez disminuye su vulnerabilidad, y facilita que puedan romper con el círculo de violencia", expresó.

PUB/CM