Fue uno de los actos más emotivos de la jornada de homenajes que se realizaron al ex mandatario Patricio Aylwin, durante el traslado de sus restos desde su casa en Providencia hasta las dependencias del Salón de Honor del ex Congreso Nacional. Pero también fue uno de los más significativos, valorado especialmente por los partidarios de la DC.

En el Palacio de La Moneda, la Presidenta Michelle Bachelet, encabezó pasado el mediodía la ceremonia protocolar en el sector de Plaza Constitución. Allí, acompañada por el Orfeón de Carabineros, la Mandataria vestida de negro pulcro y con la mirada fija en el cortejo fúnebre, exhibió su banda presidencial y la piocha de O'Higgins, lo que provocó los inmediatos comentarios entre los camaradas que caminaban por calle Morandé y que consideraron tal acción como "un gesto muy valorado".      

Tal como confirmaron en la subdirección de Ceremonial y Protocolo de La Moneda, la Presidenta utilizó su banda presidencial, la cual lleva para los grandes momentos republicanos del país, sólo para dar "más realce a la ceremonia".

"Es un gesto que valoramos mucho. Es sin duda un gesto de respeto. Es el máximo honor republicano. Aylwin es un estadista, un prócer del partido después de Frei Montalva. Entonces, la Presidenta, al usar la banda realza a una de las figuras más emblemáticas de la DC. Y ese fue el sentir de muchos camaradas", dijo un emocionado Claudio Rodríguez, encargado social de la DC en Maipú.

En el ex Salón de Honor, en el Congreso Nacional, el homenaje protocolar de la Presidenta también fue comentado por los presentes.  "Fue algo muy importante", valoró Fernando Silva, simpatizante de la DC.  

 

Cortejo fúnebre

Tras una misa familiar en la casa de Patricio Aylwin en Providencia, el cortejo fúnebre recibió un pequeño homenaje en la casa central de la Universidad de Chile, donde el ex mandatario era profesor emérito, y luego en la sede de la DC ubicada en Alameda. En el lugar, los camaradas en su último adiós instalaron un escenario y una pantalla gigante que replicaba una y otra vez el slogan y las imágenes más importantes de la campaña y del traspaso de mando de 1990.

Luego de su paso por La Moneda, donde la Presidenta brindó un emotivo homenaje, el cortejo llegó a su lugar de destino, en el salón de honor del ex Congreso Nacional, dónde esperaban autoridades de Gobierno, parlamentarios y los familiares de patricio Aylwin. Justo cuando el reloj marcaba las dos de la tarde, la familia permitió el acceso de la ciudadanía para dar el último adiós al ex mandatario. Fue en ese momento cuando se vivieron emotivas escenas de dolor de sus seguidores que, se despedían del ex líder de la DC con un "gracias, don Patricio"

El féretro fue custodiado, en turnos, por una gran variedad de políticos. Una de las primeras fue la diputada UDI Andrea Molina, el vocero de Gobierno Marcelo Díaz y el ex ministro de Educación Nicolás Eyzaguirre. También custodiaron el féretro la ministra del Trabajo Javiera Blanco y el ministro del Interior, Jorge Burgos. Además se hicieron presente en la ceremonia personalidades del más amplio círculo político como Carlos Altamirano, ex presidente del PS (1971-79), hasta el ex ministro de Piñera, Andrés Chadwick.

Este jueves se realizará una misa en la Catedral Metropolitana. Para este viernes están programados los funerales del ex mandatario en el Cementerio General.