La Presidenta Bachelet continuó este jueves por cielo, tierra y mar su gira europea. Literalmente. Esto porque durante la jornada hizo en avión la ruta Estocolmo - Gotemburgo - Londres; navegó en el principal puerto sueco y anduvo en bus por sus calles y las de la capital inglesa.

Muy temprano la Mandataria tomó un avión junto a los reyes suecos, Carlos Gustavo y Silvia, para viajar de Estocolmo al puerto de Gotemburgo. En esa zona estuvo en la Volvo y luego recorrió el magnífico puerto de Gotemburgo, además se interiorizó del gigantesco proyecto de rediseño de la ciudad, la más sustentable de Europa, con una inversión de 150 mil millones de dólares.

Ahí fue despedida con honores por los monarcas suecos y viajó a Londres donde fue recibida en privado por el príncipe Carlos. Posteriormente se dirigió al Canning House, a pocas cuadras del famoso Big Ben, donde dio un discurso de media hora y contestó preguntas de los invitados.

El Canning House es uno de los más destacados think tank del Reino Unido, de larga tradición en políticas públicas. Ahí la Jefa de Estado habló de las reformas que su gobierno está llevando a cabo, de los desafíos para la inversión e innovación. También, de la forma en que Chile está integrado a la economía mundial.

Bachelet cerró el penúltimo día de su gira con una recepción con los participantes del ChileDay.

La Presidenta este viernes comienza muy temprano con una reunión con el primer ministro, David Cameron, en el tradicional número 10 de calle Downing, e inaugurará oficialmente el ChileDay, entre otras actividades con las que cerrará su periplo por Suecia y Reino Unido.

PUB/SVM