La presidenta de Chile Michellet Bachelet justificó el miércoles en París la presentación de una querella por calumnias contra una revista chilena que la vinculó a un caso de corrupción que implica a su hijo mayor y su nuera.

"Creo en el derecho de buscar la verdad sin limitaciones. Con la presentación de la querella estoy ejerciendo el derecho que tengo a defenderme de mentiras e injurias que afectan lo más preciado que tiene una persona: mi honra", dijo a la prensa Bachelet al margen de la reunión de la OCDE.

"Yo he sido una mujer que he luchado toda mi vida por la democracia, he puesto a mi patria por delante de mis seguridades, de mis intereses personales, incluso sufrí persecución por mis convicciones", afirmó.

El jueves pasado, la presidenta Bachelet calificó de "infamia" y "canallada" una publicación que transcribió una supuesta conversación telefónica de uno de los involucrados en el llamado caso "Caval", sobre la corrupción asociada a la compra y venta de terrenos en el sur de Chile.

La publicación de Qué Pasa, la misma que destapó hace un año el caso Caval, alcanzó a estar algunos minutos en su sitio web, antes de ser retirada.

En la versión original se reproducía una escucha telefónica del operador político Juan Díaz, quien habría actuado como nexo entre la empresa Caval -de propiedad de la nuera de Bachelet, Natalia Compagnon, y en la que trabajaba su hijo mayor, Sebastián Dávalos-, para la compra de los terrenos en la localidad de Machalí .

En el audio, Díaz mencionaba directamente a la mandataria como beneficiaria del caso Caval, que implicó la venta de terrenos por casi 15 millones de dólares ante un proyectado cambio en el uso de suelos.

Tras ser retirado de la web, la dirección de la revista explicó que se eliminaron "fragmentos donde se hacían acusaciones graves contra terceras personas".

El caso desplomó la popularidad de la mandataria socialista, que asumió en marzo de 2014 tras haber conseguido más del 60% de los votos y cuyo respaldo actual se sitúa actualmente en 24%.

PUB/NL