La Presidenta Michelle Bachelet defendió el proyecto de reforma a la educación superior ingresado el martes al Congreso Nacional, tras los cuestionamientos a la iniciativa.

La Mandataria indicó durante una actividad en la comuna de Pedro Aguirre Cerda, en donde inauguró una farmacia popular, que “nosotros creemos que las universidades, los IP, los CFT sean verdaderamente de calidad para todos y que nadie quede excluido por falta de recursos, y ese es el sentido de la gratuidad que estamos proponiendo. Pero no es cualquier gratuidad, porque gratis y malo no lo quiere nadie. Se trata de que haya gratuidad y calidad”.

De igual manera, destaco que “porque creemos firmemente en ella y porque somos responsables es que hemos propuesto un mecanismo realista por un lado, gradual, para que vamos poco a poco haciéndolo universal, hasta llegar a que sea universal”, afirmó.

"Creo que es la mejor manera de poder garantizarla porque si decimos 100% y no tenemos los recursos para aprobarlo después, todo el mundo dice 'esto no sirve y echemos vuelta atrás'. Y no queremos que haya vuelta atrás, queremos que la educación sea un derecho social, y aunque ese derecho lo vayamos gradualmente conquistando para todos”, agregó.

Por último, Bachelet señaló que la gradualidad "es la mejor manera de poder garantizarla y que no haya vuelta atrás, aunque tengamos que tomarnos un poquito más tiempo del que hubiéramos querido".

PUB/CM