En el marco de una visita a la ciudad de Arica, donde encabezó un gabinete económico regional, la Presidenta Michelle Bachelet abordó la polémica generada por la anunciada visita que autoridades bolivianas pretender realizar a la ciudad.

Durante una entrevista con un medio local, la jefa de Estado aseguró que "hay formas diplomáticas cuando se trata de visitas oficiales, se intercambian las notas correspondientes, se llega a acuerdos".

A continuación, Bachelet aseguró que "Chile entiende que se trata de una visita privada", esto ya que los personeros altiplánicos no habrían seguido el protocolo establecido, según detalló 24 Horas.

La comitiva boliviana estaría encabezada por su canciller, David Choquehuanca, y además tendría la finalidad de visitar el puerto de Antofagasta.

Junto a las relaciones internacionales, la Presidenta tuvo espacio para analizar la contingencia nacional, específicamente lo referente a la Reforma Educacional: "Existen muchos actores, esta tal vez es la reforma más compleja por la cantidad de actores", señaló.

Otra de las actividades de Bachelet en la puerta norte de Chile fue la entrega de viviendas a 224 familias.

La Mandataria, en un punto de prensa, explicó que “esta es una región que pese a que en el país, en general, la economía enfrenta una desaceleración y estamos poniendo todos los recursos necesarios para contribuir al crecimiento, nos importa invertir; pero que además esa inversión se refleje en generar mano de obra, trabajo para las personas".

PUB/VJ