Una proyección poco auspiciosa para los próximos tres meses en el ámbito climático, entregaron esta jornada la Oficina Nacioinal de Emergencia (Onemi) y la Dirección Meteorológica de Chile.

Eso, porque en ella se anuncia la prolongación de la condición de sequía que afecta al sur del país, y malas condiciones de ventilación para la zona central.

Según la proyección, la zona central tendrá precipitaciones dentro del rango normal, y si bien ya hay un superávit de lluvias del 50%, estas irán declinando debido a que el fenómeno de "El Niño" está entrando en un estado neutro, previo a que en septiembre próximo llegue "La Niña", que traerá bajas temperaturas y sequía.

En relación a la calidad del aire en la zona central, el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, dijo en el el último tiempo esta ha ido mejorando, comparada con la que había el año pasado.

“La calidad del aire del año 2016, estadisticamente ha sido un muy buen año por la menor cantidad de episodios críticos constatados, no obstante, estamos empezando el invierno. En el caso de la Región Metropolitana, que es una zona más compleja que la zona sur, uno, es cumplir la restricción vehicular. Segundo, no utilizar combustible de leña”, precisó el secretario de Estado.

En todo caso, este panorama podría afectar a las cuencas de la zona central, principalmente en sus áreas de ventilación, lo que acarreará una mala calidad del aire entre la Región de Valparaíso y la Región del Maule.

La situación proyectada para el sur del país es la que más preocupa, ya que según ambas entidades este invierno habrá un déficit de agua lluvia de al menos un 30%. Eso, inevitablemente traerá problemas en la actividad agrícola.

Y si bien en los próximos meses el régimen de precipitaciones debiera normalizarse, las lluvias no serán suficientes para contrarrestar la falta de agua que hay hasta el momento y que se pronostica a futuro.

PUB/CM