En Colbún un lactante de 11 meses estaba jugando junto a sus padres, cuando después de cerca de 10 minutos de desaparecer de la vista de sus progenitores lo encontraron ahogado en un balde con capacidad de 20 litros.

El bebé de iniciales B.O.T. fue trasladado de manera inmediata hasta el consultorio de Colbún, donde a pesar de los ejercicios de reanimación no pudo permanecer con vida, según lo que consignó Cooperativa.

Luego que la fiscal de la zona, Carola, DAgostini, diera la orden de investigar,  la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones está desarrollando las labores.


PUB/SQM