Personal de Carabineros, correspondiente a la segunda comisaría Santiago Central, durante un servicio preventivo debió atender la madrugada de este jueves un parto, trayendo al mundo un bebé de casi cuatro kilos y 49 centímetros.

El hecho, según consignó la policía uniformada, ocurrió a la 01:25 horas de la mañana, cuando los uniformados se encontraban patrullando en la intersección de las calles Centenario con Bascuñán Guerrero. Allí, un peatón les solicitó auxilio para la atención de urgencia de una mujer con problemas de salud. 

Ante el requerimiento, los carabineros concurrieron hasta un domicilio ubicado en calle Nueva Centenario S/N, donde hallaron a una mujer de 33 años que presentaba un avanzado estado de gravidez. Ante la tardanza de la ambulancia, la subieron al furgón policial con dirección a un centro de salud.

En el trayecto la mujer comenzó el trabajo de parto, debiendo ser asistida por los sargento segundos Hugo Cárcamo Cortes y Mario Núñez Sepúlveda, dando a luz a un lactante de sexo masculino, que pesó 3 kilos 320 gramos, siendo trasladados al hospital Barros Luco donde se mantienen en buen estado de salud.

El Sargento Cárcamo señaló que "esté procedimiento se pudo realizar con éxito gracias a los conocimiento en primeros auxilios que les entregaron en el curso de formación de carabineros”. Además agregó que "ésta experiencia es lejos lo más maravilloso que la ha tocado vivir en su carrera".

PUB/VJ