Mediante un oficio presentado por el diputado PPD Ramón Farías a fines del 2015, se aprobó y decretó a comienzos de este mes la extensión del beneficio otorgado por Becas Chile a parejas homosexuales, las cuales se encuentren bajo el amparo legal del Acuerdo de Unión Civil (AUC). Esta beca permite estudiar a profesionales universitarios una especialización en el extranjero, pudiendo optar a un magíster o doctorado en algún país de su preferencia.
 
Dentro de lo estipulado por Becas Chile, subvencionadas por la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conycit), se extiende este beneficio a los cónyuges e hijos de los becados, dando recursos para la estadía de la familia en el país donde la persona estudiará.
 
Ramón Farías, parte de la Comisión de Familia y constante defensor de la diversidad y los derechos de las minorías sexuales, comenta que “es de suma importancia continuar sumando a las parejas bajo el AUC a estos beneficios, disminuyendo la brecha discriminatoria que ha existido hasta hoy en día, avanzando en temas equidad dentro de toda la diversidad sexual nacional”.
 
Añade que “este decreto de ley es una señal hacia el reconocimiento de la importancia del Acuerdo de Unión Civil, que no es sólo una expresión formal sino una real aceptación y ratificación de cientos de parejas homosexuales”.  Dentro del texto se especifica y corrige en general todas las extensiones que hacían alusión a los beneficios y manutención del cónyuge e hijos, ampliándose este concepto a “cónyuges y  conviviente civil”, además de los hijos dentro de estas familias.
 
El decreto fue publicado en el Diario Oficial el pasado 24 de febrero de este año, por lo que la aplicación de esta ley es efectiva desde la fecha de emisión, siendo aplicada para todos los beneficiarios de Becas Chile en el marco del Acuerdo de Acuerdo Civil. Lo que corresponde a las bases de Becas Chile, no se presentan cambios dentro de este decreto, manteniéndose los mismos beneficios, así como los requisitos para las postulaciones.

PUB/CM