Casi una década lleva rodando por las diversas arterias capitalinas el Transantiago, el plan de transporte público que reemplazó a las clásicas micros amarillas y que todavía no logra un importante grado de aceptación por parte de los usuarios.

Uno de los nombres que formaron parte de su implementación fue el ex ministro del Interior, Belisario Velasco, quien acompañó a la Presidenta Michelle Bachelet en este proceso ocurrido durante febrero de 2007, en su primer mandato.

El ex secretario de Estado, en conversación con el   noticiario T13, recordó varios diálogos ocurridos durante la puesta en marcha. Uno de ellos, fue con un alto efectivo de Carabineros de la época: "(Me dijo que) puede haber un muerto porque la gente puede concurrir a las estaciones en forma desesperada porque debía llegar a sus trabajos".

Además, Velasco reconoció que se le solicitó hacer una declaración en conjunto con el Administrador Financiero del Transantiago (AFT) "diciendo que la marcha blanca era necesaria para que se acostumbrara el público y fuera gratis. Eso es mentir, porque no estaban los elementos. No están las máquinas, no están los software, hardware (...) no hay nada de lo que se había prometido", aseguró.

Ya con los primeros episodios de crisis, el ex ministro desclasificó otro diálogo vivido, esta vez con la propia Presidenta, asegurando que "me dijo si era necesario que volviera a Santiago y le dije que no, porque los ministros nos teníamos que poner a trabajar en esto para tratar de solucionar los problemas y hacer la vida menos ingrata a los pobladores que son los usuarios del transporte público".

PUB/VJ