El uso de bicicletas en nuestro país ha ido experimentando un crecimiento sostenido desde el año 2000 y es cada vez más notorio. Según datos de la Subsecretaría de Transportes, se estima que el número de viajes en bicicleta ha crecido a una tasa promedio de un 7% anual. Esto significa que los viajes en este medio de transporte se han duplicado en los últimos 10 años. 

Es que los beneficios del uso de la bicicleta son de conocimiento público. Estos vehículos son amigables con el medioambiente, más baratos que un vehículo motorizado, descongestionan al transporte público (y a la ciudad en general) y además su uso es bueno para la salud. Pero, ¿qué tan seguro es movilizarse en bicicleta por la ciudad?.

Multas por usar la vereda

Hace unas semanas, se anunciaba desde la I. Municipalidad de Providencia que se multaría a los ciclistas que transiten en las veredas. Sin embargo, la municipalidad comunicó que no seguiría trabajando en la aprobación de un mandato municipal, debido a que la actual ley del tránsito faculta a carabineros a aplicar multas que van desde las 0,2 a las 0,5 UTM.

Publimetro habló con Jaime Peña, director ejecutivo de la Fundación Chile Pedaleando, quién explicó que es necesario mejorar la convivencia entre las distintas formas de transporte. "Si se saca a los ciclistas de las veredas, debiera haber ciclovías integradas. Pero no hay. De ahí que estamos por las ciclobandas, que significa segregar una parte de la calle para el uso de ciclistas", explica. Según Peña, "las ciclovías al margen de ser caras (alrededor de $ 100 millones por kilómetro) son ineficientes". Las medidas para un uso seguro de la bicicleta consideran equipo de seguridad (casco, protecciones), espacios seguros (ciclovías, ciclobandas) y educación vial (leyes adecuadas). Chile Pedaleando cree que se debe avanzar hacia una política pública inteligente y con visión de futuro.

Proyecto pendiente

Actualmente hay un proyecto ley, que ingresó la semana pasada Senado, que entre sus propuestas obliga a disminuir la velocidad de los vehículos en zonas de tránsito a 50 km/h y a la vez obliga a que "en caso de que un vehículo adelante o sobrepase a bicicletas u otros ciclos, deberá mantener una distancia prudente respecto al ciclo de aproximadamente 1,5 metros, durante toda la maniobra". También prohibe a los ciclistas a usar la vereda, y en caso de no poder circular por la calle, deberá descender de la bicicleta para usar la vereda como peatón.