Contrario a expropiar los bienes inmuebles que actualmente están en manos de Cema Chile, pues eso significaría pagar una indemnización por ellos, se mostró el ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio, durante su exposición ante la Comisión de Vivienda, Desarrollo Urbano y Bienes Nacionales de la Cámara de Diputados. 

El objeto de la cita fue informar a los parlamentarios sobre las transferencias gratuitas de propiedades fiscales a la Fundación CEMA Chile durante la dictadura. 

Al respecto, el secretario de Estado informó que son 135 las propiedades transferidas gratuitamente a CEMA Chile entre los años 1977 y 1989, de las cuales 134 lo fueron a través de Decretos Supremos, las cuales ahora están siendo fiscalizadas por las Secretarías Regionales Ministeriales de Bienes Nacionales. 

Y agregó que el avalúo comercial de 118 de los inmuebles transferidos supera los 80 mil millones de pesos. También dijo que "pensamos que en este tema se encuentra gravemente comprometido el interés fiscal y el interés público, por lo que perseveraremos en el propósito de lograr que estos bienes sean restituidos al Fisco". 

"El compromiso formal y legal que CEMA asumió con el Fisco fue destinar los bienes e inmuebles fiscales a los fines sociales que se consideraron para fundamentar el mecanismo excepcional de la transferencia gratuita. Y existe evidencia abundante que han sido ocupados para actividad inmobiliaria a través de enajenaciones o arriendos", precisó el ministro Osorio. 

Luego de la cita con la Comisión, el titular de Bienes Nacionales puntualizó: "Informé a los parlamentarios sobre los pasos más sustantivos que hemos emprendido, como la solicitud que formulamos al Consejo de Defensa del Estado (CDE) para que emprendiera acciones judiciales, lo que ya se ha traducido en la reapertura por parte de la Corte de Apelaciones de Santiago de la investigación, por el presunto ilícito de malversación de caudales públicos". 

Y en torno a la posibilidad de expropiación de los inmuebles -para recuperarlos-, indicó categóricamente que "la expropiación significa pagar una indemnización (...) No nos parece que haya que expropiar nada. Sería un contrasentido que bienes fiscales regresen al Fisco por medio de un pago". 

PUB/VJ