El Tercer Juzgado Civil de Concepción falló en favor de la familia de José Miguel Ortega, un reo que cumplía su condena en el penal Bíobio, y el cual murió el 2012 a raíz de contraer Hanta. La entidad determinó que la familia recibirá $60 millones en total, divididos en dos montos de $30 millones que deberá pagar el Estado y la concesionaria que administra el recinto.

Según expuso el abogado que defiende a la familia, Hugo Martínez, a Diario el Sur, el Tribunal habría acogido los reclamos que apuntaban a que esta muerte era evitable, pues había ocurrido con anterioridad a otros reos.

 

“Con respecto a la concesionaria validó que esta Sociedad no implementó todas las medidas de sanidad, higiene y salubridad para evitar que estas personas se infectara de virus hanta, y además condena al Estado de Chile por la negligencias, tanto del Ministerio de Obras Públicas y Gendarmería, y por contribuir a este resultado dañoso", expuso el jurista, aunque aclaró que por ser un fallo en primera instancia, las partes afectadas aún tienen opción de apelar.

La notificación habría sido extendida a todas las partes el miércoles 3 de marzo pasado, y en caso de que decidieran apelar, ambas partes afectadas tienen un plazo de 10 días.

PB/MC