La ministra de Justicia Javiera Blanco volvió a rechazar las acusaciones del ex director nacional de Gendarmería Tulio Arce, quien acusó recibir presiones desde el subsecretario de la cartera y de los asesores de la secretaria de Estado para ascender a funcionarios debido a su militancia política.

En conversación con Radio Cooperativa, la titular indicó que "a mí me cuesta pensar que alguien pueda hacer una afirmación de esa naturaleza (...) porque nosotros no tenemos nada que ver con los nombramientos".

"En Sename hay 4.000 funcionarios; en Gendarmería hay 20.000 funcionarios; en el Registro Civil son 3.000 y tantos. O sea, si esta ministra tuviera que ver con las contrataciones, yo no alcanzaría a ejercer mi rol de ministra, me pasaría firmando decretos de nombramientos", aseguró.

De igual manera, remarcó que "los nombramientos de los servicios le corresponden al director del servicio y es una atribución exclusiva de él, le corresponde a él y en eso el Ministerio no tiene nada que ver".

Respecto a su situación con el Ejecutivo tras la aprobación de la interpelación a su persona, que realizará la diputada RN Marcela Sabat el próximo 2 de agosto, señaló que "siento que el Gobierno siempre me ha acompañado y me ha apoyado en el desafío de impulsar una cartera".

Crisis en el Sename

La secretaria de Estado criticó además a Chile Vamos tras concretarse la interpelación, manifestando que "veo mucho a la oposición en poner el foco en la ministra Javiera Blanco, pero yo no los he escuchado dar propuestas respecto del tema de menores vulnerables".

"Veo interés de algunos de los parlamentarios que han tenido que ver con la interpelación hoy día, por primera vez, en materia de infancia, pero no he tenido solicitudes de reuniones ni de audiencias previas de parte de ellos", agregó.

"Me habría encantado escuchar años atrás que se levantara la voz por estos temas: hace dos años, hace tres años; que estos también hubiesen sido temas en ese entonces, porque no es un tema que se crea en esta gestión, pero esta gestión sí ha hecho una diferencia: hacerse cargo, transparentar", enfatizó.

Además, aseveró que "los 185 casos (de menores muertos en centros dependientes del Sename) son los últimos 12 años, desde 2005 y 2016. Ésa es la cantidad terrible, es una información que nos duele como país y, como ministra, por cierto. Esa información nunca se había entregado y la pregunta es: ¿Por qué tenemos que recién en 2016 estar entregando esa información? ¿Qué pasó con el Sename en 2013, en 2001 o en 2002?".

"Esto no es un tema político, quien quiera hacer un énfasis en lo político está equivocado, este es un tema país, aquí lo que quiere esta ministra es que en los hogares de menores los fallecimientos nunca sean por una negligencia", remató Blanco.

PUB/CM