El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, se refirió a la visita de la delegación encabezada por el canciller David Choquehuanca a los puertos de Arica y Antofagasta, asegurando que la acción no sólo buscaba visibilizar el trato chileno a si país, sino también recoger información para respaldar una denuncia internacional, legal y comercial.

La autoridad afirmó que las autoridades de Chile “no fueron tan inteligentes y nos han dado material” para confirmar el incumplimiento del Tratado de 1904.

“Todo lo que ha sucedido estos días va a tener un efecto práctico”, dijo García Linera a un medio de prensa boliviano.

“No simplemente es visibilizar lo mal que nos tratan, sino que va a ser utilizado como un elemento de denuncia legal y de denuncia con efecto en el ámbito de cumplimiento de los acuerdos y tratados de comercio al cual estamos adheridos, igual que Chile”, insistió el vicepresidente.

Según reproduce este miércoles el diario boliviano  La Razón, García Linera reveló además que cuando se planeó el viaje de Choquehuanca, barajaron la posibilidad de apertura a las autoridades chilenas, pero también la posibilidad de una situación adversa, como ocurrió tras la visita.

“Resulta que no fueron tan inteligentes y nos han dado el material, la información registrada, filmada y documentada de la violación de los tratados. Nos han dado dado la prueba documentada, registrada y filtrada del incumplimiento de los acuerdos y del maltrato que recibe Bolivia”, dijo.

PUB/NL