Quispe habría sido detenido en Charaña, Bolivia, lugar donde habría cometido una serie de delitos, según informó 24 Horas. Al ser capturado, confesó ser el autor del asesinato del sargento Germán Cid Conejeros y el cabo primero Víctor Godoy, quienes fallecieron de impactos de bala en enero pasado. 

Al ser capturado, Quispe alegó desconfianza de la justicia boliviana y, tras insistir, fue llevado hasta Visviri en Chile, donde llegó a la tenencia de Carabineros de esa localidad. 

El fiscal a cargo de la causa fue notificado de esta detención y, para tomar su declaración, ordenó el traslado del detenido hacia Arica. 

Cabe recordar que la muerte de los dos uniformados se produjo cuando realizaban un patrullaje carretero cerca de la frontera con Bolivia y Perú. Originalmente se investigó la tesis de un enfrentamiento con narcotraficantes, contrabandistas e incluso, con conductores de vehículos robados.

PUB/JLM