Francisco Antonio Puyol Sepúlveda, un bombero de Playa Ancha, sería la segunda víctima fatal tras los incidentes en Valparaíso el pasado 21 de mayo tras la tercera cuenta pública de la Presidenta Michelle Bachelet.

Según informa el diario La Estrella de la mencionada ciudad, el hombre combatió las llamas la jornada en que falleció el guardia municipal Eduardo Lara y al día siguiente comenzó a sentir diversos malestares.

La viuda de la víctima indicó que en dicha jornada "pasaron zorrillos que lanzaron gases tóxicos y al lado de su carro tiraron una bomba lacrimógena, todo lo que fue inhalados por mi marido y otro bombero".

Al volver a casa, comenzó a tener una fuerte tos y le costaba respirar. "Presentaba una inflamación de la tráquea y otra dolencia en los pulmones, por lo que le extendieron una licencia de tres días", agregó la mujer.

Los días siguientes fueron similares para el bombero, quien sumó nuevas licencias hasta que el fin de semana se agravó su estado de salud.

La autopsia del Servicio Médico Legal (SML) reveló que Puyol tenía líquido en los pulmones debido a la inhalación de gases tóxicos.

PUB/CM