Molestia causaron los dichos del conocido geógrafo Marcelo Lagos, quien en un análisis sobre la situación en Italia tras el reciente terremoto, cuestionó la reacción de los bomberos chilenos ante catástrofes.

“El tema es diferente, allá estamos hablando de un cuerpo de Bomberos profesional, donde claramente no andan con un tarro pidiendo apoyo voluntario en los peajes”, dijo el profesional en la edición de la tarde del noticiero de Canal 13.

“La acción tiene que ser rápida y los bomberos están capacitados ciertamente para ello. El rescate urbano para estructuras colapsadas. Eso implica que tienen el tiempo contado para salvar vidas. En el caso de este tipo de terremoto eso se puede hacer, estamos contrareloj”.

Ante los dichos de lago, el Cuerpo de Bomberos de Chile, emitió una Declaración Pública en la que cuestiona la forma en que “minimiza el valor del trabajo que expertos bomberiles chilenos efectúan en tareas de rescate”.

“Para conocimiento del señor Lagos, los Grupos de Rescate Urbano de los Cuerpos de Bomberos de Chile (USAR), han demostrado altísimos niveles de desempeño profesional y capacidades técnicas, probadas en el terremoto y tsunami del 27 de febrero de 2010”.

PUB/NL