Viento, radiación solar, salinidad, pH y clorofila en el mar son algunos de los valores que mide la Plataforma de Observación del Sistema Acoplado Océano Atmósfera (Posar), proyecto liderado por el Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2 que permitirá una descripción sin precedentes de las condiciones ambientales en la zona costera del centro y sur de Chile.

A través de esta boya, ubicada a unos 10 km mar adentro frente a la desembocadura del río Itata y que se encuentra complementada con estaciones automáticas en el borde costero, se recopilará información meteorológica y oceanográfica en tiempo real y de libre acceso.

El artefacto, que fue presentado en mayo pasado en el muelle de Coliumo, se ancló definitivamente a finales de ese mes tras una compleja maniobra de ingeniería oceánica.

René Garreaud, subdirector del (CR)2, académico del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile y jefe del proyecto, hizo hincapié en que "pese la gran extensión de nuestras costas, el sistema océano-atmósfera en Chile ha sido poco observado. Por ello, Posar será un aporte fundamental al desarrollo de las ciencias atmosféricas, biogeoquímica y oceanografía costera en nuestro país".

La importancia de contar con información oportuna y de alta calidad como la obtenida por la boya POSAR quedó en evidencia recientemente tras los problemas generados por el evento de marea roja en la región que afectó a la región de Los Lagos. Al respecto Farías, quien es miembro de la mesa científica designada por el gobierno para estudiar dicho fenómeno, comentó que "la boya estará vigilando el estado del océano superficial y nos delatará de cualquier alteración respecto a su estado de salud".

"Por ejemplo, los cambios en el pH son muy sensibles para las microalgas, mientras que la pérdida de oxígeno puede provocar la muerte de diversos organismos", explicó.

En esta misma línea Garreaud agregó que "la marea roja o mortandades masivas de peces en la zona costera son fenómenos biofísicos muy complejos y recurrentes. Su diagnóstico y eventual pronóstico requiere de mediciones meteorológicas y oceanográficas que permitan discernir factores naturales de eventuales factores generados por actividades humanas. Justamente eso permiten boyas como Posar,

PUB/SVM