El buque de asalto anfibio de la Marina de Estados Unidos USS “America” (LHA-6), está mañana arribó a las aguas del Estrecho de Magallanes, en el marco de su viaje inaugural que tiene por misión navegar desde su lugar de construcción, en la ciudad de Pascagoula, Mississippi, hasta su puerto base en San Diego, California, además de realizar diversos ejercicios militares.

Cerca de las siete y media de la mañana, el buque hizo su ingreso a aguas nacionales a través de la Boca Oriental del Estrecho de Magallanes, lugar donde se embarcaron mediante el avión Bell-Boeing V-22 Osprey de la Infantería de Marina de EE.UU., el Secretario de la Marina de los Estados Unidos, Ray Edwin Mabus, el Embajador de Estados Unidos en Chile, Michael Hammer y en representación de la Armada, el Jefe del Estado Mayor General de la Armada, Vicealmirante Cristián de la Maza Riquelme.

Cerca de las 17 horas de hoy martes, el “America”, escoltado por la lancha misilera “Casma” de la Armada, fondeará a la gira frente a Punta Arenas, para mañana miércoles continuar su travesía por territorio nacional hacia el puerto de Valparaíso, como muestra de la estrecha relación y confianza mutua que han desarrollado las fuerzas navales de ambos países a lo largo de los años.

Este moderno buque, que lleva una tripulación de 1.400 marinos e infantes de marina, es el primero de la nueva clase America, que reemplaza a la existente Tarawa. Mide 257 metros de eslora, 32 metros de manga y es capaz de recibir y operar aeronaves avanzadas, como el Caza F-35B y la nueva generación de aviones con rotores reclinables MV-22 Osprey.

Su hangar de mayor capacidad, tanto en tamaño como en altura para facilitar el empleo de los MV-22, en conjunto con sus características adicionales, lo habilitan de forma única para realizar operaciones de asalto anfibio así como misiones de ayuda humanitaria y de respuesta ante catástrofes.