El ministro del Interior, Jorge Burgos, rechazó este miércoles efectuar comentarios personales respecto a la situación que afecta al ex titular de Economía Pablo Longueira, luego que se revelarán correos electrónicos que demuestran que el otrora gerente de SQM, Patricio Contesse, le envío un texto que finalmente se tradujo en un artículo del royalty minero.

Ante esto, el jefe de gabinete sostuvo que "en eso he tenido una línea permanente, lo importante en un estado de derecho es que las instituciones que están destinadas a investigar, lo hagan con la autonomía que lo concede la ley y puedan ejercer en la decisión que tomen".

Tras ser cuestionado por los periodistas para que diera una opinión más detallada sobre la figura del ex candidato presidencial de la Alianza tal como efectuó minutos antes el ministro de la Secretaría General de Gobierno Marcelo Díaz, Burgos enfatizó que "acá me están preguntando a mi, soy el ministro del Interior y mi rol es distinto al del vocero". "Esa es mi respuesta", reiteró posteriormente ante las nuevas consultas.

"No puedo hacer comentarios a favor o en contra de las personas. No me va a sacar opiniones personales", remató el secretario de Estado sobre dicho tema.

Consultado en tanto por el deceso del general (r) Sergio Arellano Stark, quien lideró la llamada Caravana de la Muerte y que fue condenado por violaciones a los Derechos Humanos, precisó que "como todo ser humano, hay gente cercana que lo siente y ese sentimiento hay que respetarlo".

Finalmente, Burgos se refirió a los nuevos atentados ocurridos en La Araucanía, como el del pasado martes donde fueron quemadas una iglesia y una casa del obispado en Vilcún.

"Espero que los fiscales, con el mismo rigor que investigan otras causas (...) sigan investigando y tengamos resultados frente a los delincuentes que actúan sobre bienes privados y públicos, y en este último caso sobre un lugar de culto", expresó.

Sobre la opción de declarar Estado de Excepción Constitucional, Burgos señaló finalmente que "en este caso, a mi juicio, no amerita la declaración de esa naturaleza. Tenemos un problema de delincuencia, qué duda cabe y hay que enfrentarlo como se enfrenta en el Estado de Derecho a través de las policías y las fiscalías".

PUB/CM