En el marco de la agenda corta antidelincuencia, este miércoles el ministro del Interior Jorge Burgos defendió el proyecto de control de identidad ad portas que sea tratado esta tarde en el Senado.

Al respecto, el secretario de Estado remarcó que "el Gobierno no propugna ni participa de la idea de retornar a un sistema como la detención por sospecha por ser contrario a los ideales de un sistema democrático y respetuoso de los derechos humanos".

"Cometeríamos un profundo error y una tremenda irresponsabilidad al declarar que ambas herramientas se asemejan", enfatizó.

En ese sentido, aseguró que la iniciativa solo contempla identificar a las personas, por lo cual no se violaría ninguna garantía constitucional.

"Jamás debe discriminar ni debe asumir de manera solapada criterios de sospecha por características de la persona ni ser invasiva", culminó Burgos.

PUB/CM