“Si los dirigentes quieren que les aplaudamos el paro, no se los vamos a aplaudir”.

De esta manera, el ministro del Interior, Jorge Burgos, se refirió a la movilización de 48 horas que están realizando los funcionarios de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

El titular de Interior también negó que haya presiones desde su cartera hacia los dirigentes laborales de la DGAC y, por cierto, descartó de plano la existencia de “listas negras”.

El ministro Burgos fue enfático al señalar que la intención del Gobierno, es que la vida de los chilenos no se vea afectada por “un paro ilegal”.

PUB/CM