El vicepresidente Jorge Burgos descartó presiones por parte de los camioneros y aseguró que el emplazamiento hecho por el gremio, respecto a dar una respuesta de aquí al domingo para evitar una movilización, a él no le preocupa.

“A mí los plazos no me preocupan mucho. Yo veré cuando. A mí no me fijan plazos”, dijo el también ministro del Interior como respuesta a lo dicho por José Villagrán, el presidente de la Federación de Camioneros de Chile. 

De hecho, ante una eventual movilización, aseguró que el Gobierno está preparado.

“Ellos han hablado de una movilización. Siempre estamos preparado para la contingencia pero esperemos que no sean necesario”, dijo el vicepresidente. 

Asimismo, descartó que el gremio se haya ido sin respuestas. “Manos vacías me parece excesivo porque hay propuestas, a lo mejor no eran exactamente lo que querían. El Gobierno tiene el mejor ánimo para de seguir dialogando y vamos ha hacerlo mientras estén las condiciones para eso”, dijo Burgos. 

No obstante lo anterior, aseguró que las conversaciones siguen en pie. 

“Siempre hay que hacer esfuerzo. Lamento el resultado. Me habría gustado haber cerrado pero tampoco lo doy por cerrado absolutamente”.

Por otra parte, sobre la propuesta del Gobierno aseguró que “tienen que ver con construir un lugar de descanso para los camioneros, con ejecución de la Dirección de Vialidad, para que esté en funciones en la próxima temporada estival. Hicimos consideraciones interesantes respecto de disminuir tanto las horas del horario punta para camioneros en temporada de verano, incluso disminuir en un porcentaje el número de días”. 

Cabe señalar que los camioneros dieron un plazo fijo para obtener respuestas, indicando que si el “si no hay ninguna solución el domingo a las 00:00 horas, nosotros vamos a tener que llevar adelante el mandato de la bases”. 

Ello se da tras una semana de suspensión de las movilizaciones, que el viernes pasado incluía el bloqueo de las rutas 68 y 78. 

PUB/JLM