Lo calificó de deleznable. Eso fue lo que hizo el vicepresidente Jorge Burgos respecto a la inclusión de un niño de 11 años quien fue detenido tras usar un arma en un “portonazo” ocurrido durante la noche de este lunes en Puente Alto. 

El también ministro del Interior y Seguridad Pública dijo que “el más absoluto reproche porque quien comete un delito de esa naturaleza que ya es grave pero además ocupa a niños inestables, está cometiendo el acto más deleznable que puede cometer ser humano”. 

Explicó que este calificativo diciendo que lo criticable “no solo es cometer un delito, sino que ocupar para la comisión del mismo a un niño, un menor de 11 años, que está en formación”. 

“No sé en qué estarán los padres de ese niño” se cuestionó Burgos ya agregó que “ahora también es una responsabilidad de la sociedad para evitar que ocurran estas cosas”.

PUB/JLM