El ex ministro del Interior Jorge Burgos confesó este jueves que no debió aceptar dicho puesto en el gabinete de la Presidenta Michelle Bachelet, aunque descartó que esto se deba a una mala relación con la Mandataria.

En entrevista con Revista Capital, el otrora parlamentario reconoció que "debí haber sido más honesto conmigo mismo y haber dicho que no (a aceptar el cargo de jefe de gabinete), O a lo mejor ella debió pensarlo más".

"Ahora, eso no tiene nada que ver con que yo haya tenido una relación áspera con ella. Eso no es cierto. Hubo versiones distintas pero legítimas, que son más jodidas cuando se trata de la diferencia de un ministro importante con la propia Presidenta de la República", afirmó.

De igual manera, destacó que Bachelet "es una persona muy dialogante, no pone por encima la jerarquía, uno puede hablar con mucha libertad. Y le dije: 'Presidenta, yo creo que para ciertos sectores de la Nueva Mayoría soy muy conservador, muy prudente, gradualista'. Y ella me escuchó con mucho respeto. Y al final de ese diálogo, me dijo que justamente por las cosas que yo le había dicho es que ella me quería en el cargo. Fue bien desarmador de mi tesis".

Burgos entregó además su opinión sobre una posible candidatura presidencial del senador independiente (apoyado por el Partido Radical) Alejandro Guillier.

"No me gusta mucho. Me lleve bien con él como ministro, me ha criticado mucho después de mi salida, está en su derecho, pero con Guillier hablé muchas veces por teléfono, pero si me dijeras 'es un nuevo político', no me quedé con esa sensación", indicó.

"Creo que es un hombre honesto, con buena imagen, pero si me preguntas si lo veo como un potencial candidato a Presidente de Chile, me cuesta. En una de esas me voy a tener que pegar una cachetada", remató Burgos.

PUB/CM