Este viernes se conmemora el Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres, una jornada para poner en evidencia el maltrato y adoptar las medidas necesarias para evitarlo.

En nuestro país, según las cifras entregadas por Carabineros a Publimetro, de las 121.064 denuncias por violencia intrafamiliar realizadas durante el 2015, 95.278 fueron realizadas por mujeres.

Y los datos demuestran que pese a que el maltrato a las mujeres recibe una mayor condena social la violencia intrafamiliar enfocada a las mujeres sigue siendo un problema en el país.

De acuerdo con los registros de Carabineros, durante el primer semestre de este año, de las 45.910 denuncias de violencia recibidas por la institución, 36.259 tenían a mujeres como víctimas.

Si se hace una proyección, las cifras se traducen, en que en el país se recibe una denuncia por maltrato hacia mujeres cada 7,1 horas a través del Fono Familia 149 de Carabineros. Resultado que podría incrementarse si además se consideran las denuncias que se realizan a través de la Policía de Investigaciones o directamente en la Fiscalía.

A nivel país, la mayor cantidad de denuncias el 2015 se registraron en la Región Metropolitana con el 35,2% de los casos, seguida por la Región del Bio Bío, con 11,4% de las denuncias y la Región de Valparaíso con 10,3% de los casos.

Por este motivo, la teniente coronel y Jefa del Departamento de Asuntos de Familia de la Zona de Prevención y Protección de la Familia de Carabineros, Pamela Olivares, comenta a Publimetro la importancia que existe en las redes de protección que deben tener las mujeres para ayudarlas a salir de la violencia.

“La violencia intrafamiliar es un fenómeno complejo porque en él influyen múltiples causas que afectan a las víctimas en diferentes aspectos de su vida. Hablamos de que es una relación que parte porque existe amor y por lo mismo es complejo”, dice la comandante.

En esta línea, la uniformada destaca que actualmente en el país existe una tratamiento intersectorial de parte de las instituciones para tratar el tema de la violencia que sufren las mujeres, lo que permite atacar de manera más completa un tema tan complejo.

La teniente coronel, destaca en esta línea, el plan piloto nacido desde el ministerio del Interior, para aplicar indicadores de riesgo en los partes policiales tras las denuncias de violencia hacia las mujeres.

“Ha una introducción indicadores de riesgo del parte policial, que va con una valoración, lo que permite medir el riesgo y eso nos obliga a las distintas instituciones a generar cursos de acción para evitar que la situación pase a mayores. Estamos hoy en un plan piloto con cuatro unidades de Santiago, y vamos a ir subiéndolas gradualmente hasta completar a medidos del próximo año en la totalidad de Chile”.

La Jefa del Departamento de Asuntos de Familia de la Zona de Prevención y Protección de la Familia de Carabineros, agrega que un punto fundamental para acabar con la violencia es el apoyo que se le pueda brindar a las víctimas, por que estas “no son capaces de darse cuenta de lo que está pasando”, por lo que llama a quienes sean testigos a empoderarse y denunciar a través de las vías institucionales que actualmente existen como el número 149 de Carabineros.

PUB/NL