Según la última encuesta Plaza Pública Cadem, la semana pasada fue relativamente tranquila para la Presidenta Bachelet, ya que la evaluación ciudadana respecto de su figura no varió mucho con respecto a la anterior.

Y es que el agitado lapso, en que su Gobierno presentó una demanda contra Bolivia ante La Haya en busca de determinar que el Silala es un río de carácter internacional, y que a la vez debió enfrentar la renuncia del jefe de su gabinete, solo le significó un aumento de dos puntos en su aprobación, del 22 al 24%, y de un punto en su desaprobación, del 68 al 69%.

En lo que dice relación al tema de la demanda la tendencia es clara, ya que un 80% de los encuestados está de acuerdo con la demanda internacional, mientras que solo un 12% no lo está.

En el asunto de la renuncia de Jorge Burgos a su cargo como ministro del Interior, un 40% de los consultados la aprueba, contra un 48% que la desaprueba.

Por otro lado, solo un 30% de los encuestados sabe quién es o “han oído hablar” del nuevo ministro del Interior, Mario Fernández.

PUB/NL