Una nueva baja registró, según la encuesta Cadem, la evaluación ciudadana durante la semana recién pasada la Presidenta Bachelet.

Así, la aprobación de la Mandataria cayó del 26 al 24 por ciento, y la desaprobación subió del 65 al 67 por ciento.

Según los expertos esto puede asociarse fácilmente con el viaje oficial que emprendió la Jefa de Estado justo cuando la llamada crisis de la marea roja detonó con fuerza, movilizaciones de pescadores artesanales y cortes de conectividad (rutas y caminos) en la Región de Los Lagos, especialmente en el Archipiélago de Chiloé.

El gabinete, por su lado, mantuvo medianamente la anterior evaluación, ya que en este último estudio obtuvo una aprobación del 18 por ciento (un punto más que la encuesta anterior) y una desaprobación del 74 por ciento (también un punto más que la medición correspondiente a la semana pasada.

Por otro lado, un 76 por ciento de los consultados dijo estar de acuerdo con las movilizaciones de los pescadores artesanales de Chiloé, por la crisis de la marea roja, y solo un 18 por ciento está en desacuerdo con ellas.

En el ámbito de los bloqueos y cortes de caminos con barricadas por parte de los movilizados, lo que ha traído un serio desabastecimiento en el Archipiélago chilote, un 35 por ciento apoya esas acciones de fuerza, mientras que el 60 por ciento no los aprueba.

Pero a pesar de lo que marcó la medición en ese aspecto, solo un 28 por ciento de los encuestados cree que los dirigentes de los pescadores movilizados están aprovechando la situación para exigir cosas que nada tienen que ver con el problema de la pesca, y un 63 por ciento estima lo contrario.

PUB/CM