Pablo Enrique Pérez González fue condenado este lunes a cadena perpetua como autor de un brutal crimen ocurrido el 4 de agosto de 2013 en la comuna de Maipú.

En dicha ocasión, el sujeto violó y asesinó a su hijastra de 16 años, y posteriormente cometió femicidio contra su esposa.

Ante esto, el tribunal concedió 20 años de prisión por el crimen contra su pareja, además de cadena perpetua calificada (40 años sin beneficios) por el delito cometido contra su hijastra.

Según consigna Radio Cooperativa, el ex esposo y padre de la víctima, identificado como Carlos Herrera, manifestó "que pague por todo el daño que nos ha hecho a nosotros, gracias a los abogados, a los sicólogos y a todo el personal que se portó muy bien con nosotros. La justicia ha hecho su cometido, quedo conforme y tranquilo porque la pena ha sido ejemplar".

Por su parte, la defensa del acusado anunció que apelarará al fallo.

PUB/CM