Un botín total cercano a los $300 millones fue el saldo que una banda criminal formada por ciudadanos colombianos logró recolectar tras robar, desde diversos centros de salud, distintos equipos médicos de alta tecnología.

Según detalló el noticiario 24 Horas Central, se trata de cuatro personas que cumplían distintos roles en la organización, desde la distracción hasta quien -usando una maleta- sacaba los objetos de los inmuebles.

Desde la Policía de Investigaciones (PDI) detallaron que los equipos médicos eran sacados del país vía terrestre o utilizando empresas que transportan encomiendas.

La investigación busca establecer la responsabilidad de esta banda en al menos cinco delitos similares, los cuales ocurrieron en Santiago y regiones.

Los detenidos arrendaban en una residencial de Estación Central, lugar donde se encontraron los equipos e incluso la maleta registrada en diversas grabaciones de seguridad y que era usada para robar el instrumental.

Los ciudadanos colombianos llevaban aproximadamente 20 días en el país.

PUB/VJ