En cerca de un 80% se redujo el número de conductores de Transantiago infraccionados por no detenerse en las paradas que les corresponden durante 2015, de acuerdo con los datos entregados por el director (s) de Transporte Público Metropolitano, Ricardo Montecino, junto a la Jefa del Programa de Fiscalización, Paula Flores.

Según las autoridades, desde que se inició el plan especial de control de buses por no detención en paradas -abril de 2014- se ha generado un notorio cambio en el comportamiento de los conductores, quiénes han tomado conciencia sobre las implicancias que tiene para su trabajo no parar al ser requerido por los usuarios. Además, la nueva conducta ha repercutido en los reclamos, los cuales por este concepto bajaron poco más de un 6%, si se compara 2014 con 2015.

"Desde que iniciamos este plan, hemos visto un cambio de conducta y así lo avalan las cifras. De un total de 1.200 controles el año pasado, sólo 138 conductores fueron descubiertos en contraste a los 680 detectados durante 2014, cuando incluso se realizaron casi 100 controles menos. Sin duda, esta baja responde al plan que hemos puesto en marcha y consideramos que es un tremendo avance", afirmó el director (s) de Transporte Público Metropolitano.

Por su parte, Paula Flores destacó que no sólo se ha reducido el número de infractores, sino también han desaparecido los conductores que han reincidido en esta conducta. “Si en 2014 se registraron 24 casos de choferes infraccionados más de una vez por no detenerse en las paradas, el año pasado no registramos multas reiteradas a conductores. En ese sentido, hay que recordar que al constatarse la infracción, es el chofer el que arriesga una multa que puede llegar a los 40 mil pesos aproximadamente”, indicó la Jefa del Programa de Fiscalización.

Durante 2015, las empresas operadoras cuyo personal concentró la mayoría de las infracciones, son Subus, con 37 conductores multados, Vule con 30 y Metbus con 25 conductores descubiertos como infractores.

Por otro lado, la empresa cuyos conductores recibieron el menor número de multas fue RedBus Urbano, con sólo 6 infracciones. En este caso, la tendencia se mantiene similar a la registrada durante 2014, cuando las 3 empresas operadoras con mayor número de conductores sancionados fueron: Subus (224, Express (135) y Vule (100).

En cuanto a la fiscalización de buses que circulan en tránsito en horas en que debiesen estar en funcionamiento, las autoridades indicaron que hubo una reducción superior al 40% con relación al año anterior. No obstante, para este año, se espera iniciar nuevas acciones que permitan reducir aún más la cifra.

PUB/VJ