En una sesión especial de la Cámara de Diputados que se prolongó por cerca de dos horas, los parlamentarios aprobaron las cuatro iniciativas de proyectos de resolución para poder conocer con más detalle el proceso de implementación de las universidades regionales de O’Higgins y de Aysén. 

En la cita donde intervinieron gran parte de los diputados de las regiones anteriormente mencionadas, asistió la ministra de Educación, Adriana Delpiano, junto a la subsecretaria de Educación, Valentina Quiroga y el equipo asesor para tomar conocimientos de las críticas y dudas que tienen los diputados frente al atraso que hay en la infraestructura, dotación de cuerpo docente y elección de las carreras. 

Las intervenciones partieron con el diputado de la DC, Sergio Espejo, quien se ha mostrado de forma visible crítico por el caso de la Universidad de O’Higgins, ya que señala que “esta no es una discusión en el vacío, estamos discutiendo los plazos de definición de concursos de docentes tres meses antes del inicio de las clases, lo que nos parece con tiempos muy justos”, aclaró Espejo. 

Las interrogantes por los plazos de apertura de las carreras para las dos futuras casas e estudios, que están pactados para marzo de 2017, vinieron de todos los sectores políticos, donde de la oposición interpeló a la secretaria de Estado para que se pueda dar a conocer la información necesaria. 

“Se le pide a la ministra que se asegure si se va o no inaugurar el año académico en marzo de 2017… que pasa con la ley corta, no acreditación de la universidad… no queremos que sea una politiquería que termine con los sueños de los estudiantes de la región”, declaró la diputada de la UDI, Issa Kort. 

Además de pedir aclaraciones en los plazos, un sector de los parlamentarios solicitaron que se evalúe cambiar de sector el campus principal de la Universidad de O’Higgins (planificado en Rancagua) para aportar con descentralización. 

“Han sido años que hemos esperado esto que por fin se pueda hacer una universidad en la región de O’Higgins (…) No queremos que esto vuelva a fracasar, queremos entender los por qué de las decisiones que se toman. la localización es una tozudez del rector que no entiende que se necesita una región armónica. Necesitamos que el Ministerio no mire el techo, este fracaso puede tener nombre y apellido de Michelle Bachelet y Adriana Delpiano, pero ustedes pasan y los de la región quedan”, manifestó la diputada independiente Alejandra Sepúlveda. 

Tras las intervenciones de los parlamentarios, la ministra Adriana Delpiano, aclaró que se están analizando los temas tratados para ambas universidades y recalcó que los plazos de marzo de 2017 fueron autoimpuestos por el gobierno. 

“Los plazos que han surgido son autoimpuestos , no están en la ley y son porque la Presidenta quiere cumplir con los compromisos y en un gobierno de cuatro años se tienen que acelerar los plazos, estamos ad portas de cumplir estos plazos”, aclaró Delpiano.