Por 109 votos a favor fue aprobado en la Cámara de Diputados el proyecto de resolución que solicita a la Presidenta Bachelet la creación del Defensor Público de Medio Ambiente. Su misión es defender y proteger los derechos y las garantías consagradas en la Constitución Política, de vivir en un medio ambiente libre de contaminación y que el Estado vele por la preservación de la naturaleza

Según explicó el diputado autor de la iniciativa, el PRSD Marcos Espinosa, se trata de una nueva Institución que busca otorgar la protección y representación jurídica de aquellas personas naturales de escasos recursos y sin acceso a asesoría legal que se vean afectados por acciones producto de daño ambiental.

El parlamentario indicó que los conflictos medioambientales en Chile han sido resueltos a nivel administrativo por los organismos del Estado, entre ellos el Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental, el Ministerio de Medio Ambiente y la Superintendencia de Medio Ambiente.

Pero a su perecer, en el ámbito judicial la resolución de conflictos aún sufre vacíos y vulneración de garantías, pues si bien existen los Tribunales Ambientales, la norma que los crea, se ha plasmado como una regla programática ante la falta de un correcto funcionamiento.

Marcos Espinosa señaló que actualmente existen solo tres tribunales, de los cuales funcionan dos. Uno con ejercicio en Valdivia, otro en Santiago, y un tercero en la ciudad de Antofagasta, el cual aún no está operativo por falta de designación de sus ministros.

“La idea de establecer la figura del Defensor Público, es lograr el apoyo necesario a personas naturales que se vean afectadas por daño ambiental, para que concurran a los tribunales, con representación y colaboración jurídica en la exposición de sus demandas y reclamos”.

“Ello, especialmente en los casos en que no cuenten con los recursos para contratar los servicios de un abogado que vele por la protección de sus derechos, consagrados tanto en la Ley General de Bases del Medio Ambiente, como en nuestra Constitución Política de la República”, puntualizó el diputado.

Espinosa agregó como antecedente, lo que ocurre actualmente en la Región de Antofagasta, que ha sido sometida por años a grandes niveles de contaminación por distintos tipos de metales pesados, dando paso a efectos nocivos en la población.

Esto se ha hecho patente mediante exámenes realizados a distintas personas, los cuales muestran altos niveles de contaminación por plomo y otros metales en la sangre -particularmente de niños- que incluso superan el doble del promedio a nivel nacional permitido en la normativa sanitaria.

“Esto nos hace reflexionar sobre importancia de este tema y la necesidad de abordarlo. Son muchos los sucesos que han ocurrido a nivel medio ambiental a lo largo de nuestra historia, y la resolución de estos problemas ha estado lejos de concretarse como corresponde”, finalizó el legislador.

PUB/CM