La Cámara de Diputados aprobó las modificaciones del Senado al proyecto que otorga una asignación extraordinaria, por única vez, a los funcionarios públicos de menores remuneraciones de la región de Atacama. La iniciativa será remitida ahora al Ejecutivo para su promulgación.

La asignación extraordinaria ascenderá a 200 mil pesos (anual), para los funcionarios con remuneración bruta mensual igual o inferior a 700 mil pesos; y de 100 mil pesos, para los funcionarios con remuneración bruta mensual superior a 700 mil pesos, pero inferior o igual a 810 mil pesos.

Aquellos funcionarios con jornadas semanales inferiores a 44 horas tendrán derecho a la asignación, siempre que cumplan con los demás requisitos, incluyendo el tener derecho a una remuneración bruta mensual igual o inferior a los umbrales señalados, calculado en forma proporcional a la jornada que realicen.

El beneficio se pagará en una sola cuota en el mes subsiguiente a la fecha de publicación de la presente ley en el Diario Oficial y, en el mismo mes, al año siguiente. No será imponible ni tributable y no servirá de base de cálculo de ninguna otra remuneración.

La asignación será entregada a 5.390 funcionarios, con un gasto fiscal de 1.017 millones de pesos, con una cobertura de un 60%.

En el Senado se agregó un nuevo artículo, que establece que durante el año 2016, el Ministerio de Hacienda encargará un estudio sobre diferenciales de patrones de consumo, y su valoración, en la Región de Atacama respecto de otras regiones del país, el que deberá estar terminado en el año 2017.

El mayor gasto fiscal que represente la aplicación de este artículo, durante el primer año presupuestario de su vigencia, será financiado con recursos provenientes de la partida presupuestaria del Ministerio de Hacienda y, en lo que faltare, con cargo a la partida presupuestaria del Tesoro Público. Esta modificación fue aprobada por la Cámara, por 50 votos a favor y 3 abstenciones.

PUB/CM