Por 88 votos a favor, 4 en contra y 6 abstenciones, la Cámara de Diputados ratificó la propuesta de la comisión mixta sobre el proyecto de ley de Presupuestos para 2017, incluyendo la glosa de gratuidad y de fortalecimiento de la educación superior. 

La comisión mixta también repuso los recursos que se habían rechazado para la Contraloría General de la República, y aseguró el pago de un bono para las manipuladoras de alimentos, proveyendo los recursos para que se financien los beneficios atrasados de 2016 y 2015. 

Evidentemente, el debate se centró en el acuerdo alcanzado entre Gobierno y oposición respecto a los recursos para la educación superior. 

La propuesta entrega 3.500 becas Bicentenario a planteles privados, siempre que esas instituciones tengan al menos 4 años de acreditación y un 80% de sus alumnos con un puntaje ponderado superior a 450 puntos. 

Además, se redefinen los montos que se van a entregar a los 3 tipos de beca Nuevo Milenio que son para los estudiantes del sector público y profesional: la primera para los planteles con dos años de acreditación, con un valor de $600 mil; la segunda para planteles con 3 años de acreditación ($860.000) y la tercera para 4 años o más, de $900.000. 

Asimismo, se fortalece a las universidades estatales mediante un aporte financiado con un préstamo del Banco Mundial. 

Adicionalmente, se incrementa el aporte basal a universidades estatales en $3.500 millones, que se suman a los originales $6.000 millones que establecía el presupuesto para el próximo año. 

A la vez, el límite de crecimiento de la matrícula de 2,7% se puede aumentar si hay una propuesta de cada plantel para su financiamiento antes del 31 de diciembre de este año, y si hay un convenio con el Estado para el programa de acceso. 

La propuesta debe ser ratificada ahora por el Senado, para ser luego despachada al Ejecutivo para sus trámites de promulgación. 

PUB/CM