Con 69 votos a favor, 34 en contra y 5 abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó, este miércoles, la propuesta de la Comisión Mixta relativa al proyecto que facilita la aplicación efectiva de las penas establecidas para los delitos de robo, hurto y receptación, y mejora la persecución penal en dichos delitos.

El informe fue enviado al Senado para que también lo vise, último trámite que resta en el Congreso para que la iniciativa sea despachada.

Control preventivo de identidad

Uno de los puntos más debatidos de la iniciativa fue el control preventivo de identidad. El articulado sugerido por la Comisión Mixta -que la Cámara de Diputados respaldó-, precisa que los funcionarios policiales (de Carabineros e Investigaciones) podrán verificar la identidad de cualquier persona mayor de 18 años en vías públicas, en otros lugares públicos y en lugares privados de acceso al público, por cualquier medio de identificación tal como cédula de identidad, licencia de conducir, pasaporte o tarjeta estudiantil o bien con cualquier dispositivo tecnológico idóneo para tal efecto. En caso de duda respecto de si la persona es mayor o menor de 18 años, se entenderá siempre que es menor de edad.

El procedimiento no podrá extenderse más allá de una hora. Sin embargo, en los casos en que no es posible verificar la identidad de la persona en el lugar, el funcionario policial deberá poner término de manera inmediata al procedimiento.

Si la persona se niega a acreditar su identidad, la oculta o proporciona una identidad falsa, quedará citada a la Fiscalía, para lo que podrá ser conducida al recinto policial. Si la persona tiene una o más órdenes de detención pendientes, la policía procederá a su detención.

Los funcionarios policiales deberán exhibir su placa y señalar su nombre, grado y dotación, respetando siempre la igualdad de trato y la no discriminación arbitraria. Lo contrario será una falta administrativa, independiente de la responsabilidad penal que pueda tener.

Otras normas

Durante el trámite en Comisión Mixta, se rechazó además la norma que sancionaba las filtraciones judiciales, por lo que esto quedó excluido del proyecto. Otro punto de divergencia entre la Cámara y el Senado era el de las lesiones no visibles al personal de Carabineros. Finalmente, se optó por considerarlas como una falta.

Además, se aprobó elevar el piso mínimo de la pena para los delitos de robo con intimidación, violación, mutilación o lesiones gravísimas, que pasaría de los actuales 10 años a un mínimo de 15 años y un día; también se tipifica el secuestro express (10 a 20 años de prisión) y se sanciona como una nueva falta penal, el impedir el ejercicio fiscalizador de un inspector municipal.

PUB/NL