La Cámara de Diputados aprobó este martes, por 107 votos, gran parte de los cambios introducidos por el Senado al proyecto que castiga la colusión con multas y penas de cárcel, pero rechazó la exclusividad de la Fiscalía Nacional Económico para iniciar acciones legales para la defensa de la libre competencia de los mercados.

El texto será analizado ahora por una comisión mixta, que por parte de la Cámara integrarán los diputados Jaime Bellolio (UDI), Fuad Chahin (DC), José Manuel Edwards (RN), Maya Fernández (PS) y Daniel Farcas (PPD).

La iniciativa castiga en forma más severa las prácticas desleales de competencia en los mercados, en particular la colusión, define un nuevo régimen de control de operaciones de concentración o fusiones y fortalece la protección de los derechos de los consumidores.

También establece una nueva facultad de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) para estudiar la evolución competitiva de los mercados y fija sanciones para quienes entorpezcan las investigaciones de la FNE.

Respecto de la criminalización de la colusión, el Senado mantuvo los principios aprobados por la Cámara de Diputados de cárcel efectiva de a lo menos un año para autores del delito de colusión, inhabilidades para desempeñar cargos públicos y protección de la delación compensada, por considerarla indispensable para desbaratar una eventual colusión.

Adicionalmente, el Senado había dejado al Fiscal Nacional Económico como el órgano encargado de ejercer la acción penal en los casos de colusión a través de una querella. Esta enmienda fue rechazada por 67 votos en contra, 39 a favor y 1 abstención. Los diputados estimaron que no se podía dejar exclusivamente a esta autoridad esta atribución.


PUB/CM