El Juzgado de Garantía de Rancagua aceptó la petición de cambiar las medidas cautelares que pesaban sobre el ex gestor inmobiliario de la empresa Caval, Juan Díaz, quien hasta hoy se mantenía bajo arresto domiciliario total, tras ser formalizado en la causa en la que es investigado por delitos de cohecho.

A petición de la defensa de Díaz, el tribunal determinó que en adelante, y mientras dure la etapa de investigación, deberá cumplir arresto domiciliario nocturno, además de la prohibición de comunicarse con los otros formalizados y arraigo nacional.

A su llegada al Tribunal de Garantía de capital de O’Higgins, Díaz reiteró su inocencia en los actos que se le imputan y aseguró estar “tranquilo, ciento por ciento”, previo a la audiencia de este viernes, en la que le fue rebajada la medida cautelar a cambio de su colaboración con el Ministerio Público, respecto de pagos realizados a funcionarios de la municipalidad de Machalí, con el fin de beneficiar a la inmobiliaria Caval.

PUB/CM