En octubre del 2015, el Observatorio Contra el Acoso Callejero (Ocac) presentó en el Congreso, con el patrocinio de varios diputados un proyecto de ley con el fin de sancionar el acoso callejero.

Una de las promotoras de la iniciativa, que actualmente se encuentra en tramitación, es la diputada comunista Camila Vallejo, quien además de apoyar el proyecto confesó también haber sido víctima. 

En el sitio de la organización, la diputada Vallejo comenta por que se decidió a patrocinar  la Ley de Respeto Callejero, argumentando que "me parece fundamental que dentro de los cambios políticos y culturales que nuestra sociedad requiere, se fomente y exija respeto entre las personas como un elemento clave para la convivencia. En especial, porque en nuestra sociedad la violencia sexual, tanto física como psicológica, es una realidad más común de lo que muchos imaginan, aunque muchos traten de taparla o lo que es peor, normalizarla". 

Consultada sobre su experiencia, la diputada afirmó: "he sido víctima de acoso callejero, pero en lo restringido a frases de connotación sexual, no he sufrido tocaciones, acorralamiento ni persecuciones en la vía pública. También he sido testigo de acoso sexual callejero y he visto como realizan tocaciones en el Metro o de cómo le han gritado cosas a otras mujeres".

Incluso, Vallejo aseguró haber sido víctima de violencia de género en su entorno laboral. "Cuando trabajé como garzona, sobre todo de parte de los clientes, y en el Congreso también".

PUB/NL