En horas de anoche llegó hasta la ciudad de Puerto Montt una caravana de 26 camiones que se trasladó desde Ancud con el propósito de manifestar su descontento por la forma en que el Gobierno ha manejado la situación de la crisis de la marea roja en Chiloé.

Ramón Torres, vocero de los camioneros señaló que la motivación por la que ellos se movilizaran es la “indolencia” con la que el Gobierno ha enfrentado la crisis en Chiloé, asegurando que no se ha considerado a las personas que viven de la pesca, pero sin ser pescadores, como los recolectores.

“Los bonos llegan en Ancud a alrededor de los 700 mil pesos, y tenemos pescadores formales sobre los 4.600. A eso hay que agregarle a los informales, que son los recolectores”, precisó Torres.

Otro asunto que molesta a los camioneros es que el Gobierno depositó el dinero de los bonos sin que se haya llegado a un acuerdo con los dirigentes de Ancud.

A su llegada a Puerto Montt los camioneros se dividieron en dos grupos, unos ocuparon la entrada sur de la ciudad, mientras otros se quedaron en el acceso norte de la capital de la Región de Los Lagos. No bloquearon la ruta, pues afirman que su intención es reunirse con el ministro coordinador Luis Felipe Céspedes.

Junto con la caravana de vehículos pesados llegaron vecinos de Ancud, para protestar porque el bono del Gobierno se ha entregado solo a pescadores, y se ha excluido a otros trabajadores que se dedican y viven de actividades relacionadas a la pesca.

PUB/NL