Se suspende la movilización a la que había convocado la Federación de Transportes de Cargo y que buscaba bloquear las Rutas 68 y 78 durante la hora peak de este viernes. Así al menos lo informó el secretario nacional, José Egido, quien se reunió por una hora con el vicepresidente Jorge Burgos para plantearle las quejas del organismo. 

“Nosotros ya hablamos con el ministro, les expusimos cuáles son nuestras peticiones”, dijo Egido y aseguró que el Ejecutivo se comprometió a analizar las propuestas en un tiempo máximo de una semana, para entregar así una respuesta el próximo viernes. 

La principal molestia de la Federación es que acusan que las Rutas 68 y 78 aumentan el precio del peaje en un 50% durante en horario de punta el fin de semana a los camiones, cuestión que consideran injusto. 

“Creemos que no debería existir el horario de punta porque en esa mismas carreteras están los mismos trabajadores, tienen los mismos hoyos, sufrimos los mismos asaltos en la carretera, entonces nada cambia. Si nos dijeran que nos van a entregar al conductor una gaseosa o un sándwich, algo compensaría pero usted comprenderá que un alza de $3 mil pesos no tiene fundamento”, aseguró a la prensa el dirigente. 

En ese sentido, aseguró que la idea es que el Gobierno se comprometa a gestionar una tarifa plana de parte de las autopistas congestionadas. Y si ello no ocurre, los camioneros están dispuestos a iniciar sus movilizaciones precisamente el próximo viernes. 

“Esta movilización no pasaría a ser una de carácter de horas, sino que a una de carácter indefinido por este verdadero ‘cogoteo’ que tenemos en las autopistas”, aseguró José Egido posteriormente a Canal 13.

PUB/JLM