Como todos los años, hoy se dio inicio a la campaña de vacunación contra la Influenza, con el objetivo de prevenir la enfermedad en grupos que pueden presentar complicaciones al contraerla.

Fue la misma Presidenta esta mañana, quien “dio el ejemplo”, vacunándose contra esta cepa en el contexto de la campaña Nacional 2016. En Publimetro te contamos qué es esta enfermedad y quiénes deben estar atentos para vacunarse contra ella.

¿Qué es la Influenza?

Es una enfermedad contagiosa causada por los virus Influenza, que se transmiten desde una persona enferma al toser, estornudar o mediante las secreciones nasales. Existen otras enfermedades respiratorias que pueden tener los mismos síntomas y a menudo se confunden con la Influenza.

La Influenza puede conducir a complicaciones severas, como Neumonías por diversos agentes y puede empeorar problemas de salud ya existentes. Puede causar dificultad respiratoria, diarrea y convulsiones en los niños. Miles de personas mueren cada año en el mundo debido a la Influenza y muchos requieren de hospitalización. Para prevenir las condiciones anteriormente mencionadas, es necesaria la vacunación anual contra estos virus.

¿Quiénes deben recibir la vacuna?

Dentro de la población objetivo a vacunar este año se encuentran:

- Las embarazadas, a partir de la 13ª semana de gestación.
- Los niños y niñas de edades comprendidas entre los 6 meses y los 5 años 11 meses 29 días
- Las personas de 65 años y más.
- Trabajadores de avícolas y de criaderos de cerdos.
- Trabajadores de salud

Los pacientes crónicos entre 2 y 64 años, portadores de alguna de las siguientes condiciones de riesgo:
- Diabetes.
- Enfermedades pulmonares crónicas, específicamente: asma bronquial; EPOC; fibrosis quística; fibrosis pulmonar de cualquier causa.
- Cardiopatías, específicamente: congénitas; reumática; isquémica y miocardiopatías de cualquier causa.
- Enfermedades neuromusculares congénitas o adquiridas que determinan trastornos de la deglución o del manejo de secreciones respiratorias.
- Obesidad Mórbida.
- Insuficiencia renal en etapa 4 o mayor.
- Insuficiencia renal en diálisis.
- Insuficiencia hepática crónica.
- Enfermedades autoinmunes como Lupus; escleroderma; Artritis Reumatoidea, enfermedad de Crohn, etc.
- Cáncer en tratamiento con radioterapia, quimioterapia, terapias hormonales o medidas paliativas de cualquier tipo.
- Infección por VIH.
- Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas.

PB/MC