La Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) confirmó este miércoles que el evento mteorológico pronosticado para el norte del país se debilitó, presentándose de manera más acotada.

El organismo indicó a través de su sitio web que "el análisis de la información indica un secamiento de la atmósfera y, por lo tanto, un debilitamiento y disminución del alcance territorial de este evento. (...) Los montos de precipitaciones han disminuido", pero se mantiene "el núcleo frío en la cordillera de la región de Antofagasta y en la región de Atacama".

Por su parte, el jefe de Pronósticos de Meteorología Jaime Leyton señaló a Radio Cooperativa que "la situación meteorológica asociada al núcleo frío perdió área de impacto. Las precipitaciones son de una menor envergadura de lo que se tenía considerado. Por lo tanto, está descartado que haya precipitaciones considerables en los sectores costeros de la Región de Antofagasta y que solamente se concentran en el sector interior del sur de la Región de Atacama".

Por este mismo motivo, la Dirección Meteorológica canceló la alerta por el evento, agregando el experto que se "ha ido perdiendo aporte de humedad y se ha acotado la zona de impacto (...) Esa situación persiste con actividad, pero en una magnitud menor a lo considerado inicialmente".

Por último, Leyton manifestó que solamente han existido lluvias fuertes "en el sector de Vallenar interior, en Tierra Amarilla, en particular".

PUB/CM