Aunque no se ha dado a conocer un itinerario oficial o definido, se espera que esta jornada el canciller boliviano, David Choquehuanca, y su comitiva de parlamentarios y periodistas, inicie su anunciado periplo de inspección de las condiciones en que trabajan los transportistas de su país en los puertos de Arica, Iquique y Antofagasta.

El personero y su gente ya están en Arica, hasta donde llegaron en la tarde-noche de ayer domingo, luego de realizar una inspección del río Lauca.

A su arribo a la capital de la Región de Arica y Parinacota, Choquehuanca fue recibido con un acto cultural organizado por algunos de sus compatriotas residentes en la ciudad. En medio de la recepción, el canciller boliviano indicó que estar en Arica era “como estar en casa”.

Luego, en un punto de prensa, reiteró los conceptos vertidos tras ingresar al territorio chileno por el paso fronterizo de Chungará, señalando que su viaje es en son de amistad y que cumple las normativas de las relaciones internacionales. “Este viaje lo hemos organizado en son de hermandad, atendiendo algunos reclamos de nuestros compatriotas, las autoridades tienen que escuchar a sus ciudadanos, al pueblo", precisó.

Y en relación a las críticas de autoridades chilenas que calificaron como una "descortesía flagrante" su visita por no haberla notificado a tiempo y protocolarmente, el ministro de Exteriores de Evo Morales dijo que si le comunicó su viaje a la Cancillería chilena, tal y como se debe.

"Nosotros comunicamos con cinco días de antelación y tenemos la nota recibida. Comunicamos el 13 de julio y la nota fue recibida el día 14, por lo que tuvo tiempo para tomar recaudos y garantizar la seguridad de la visita", dijo.

PUB/NL